Mundos diminutos e inusitados, que no existen, pero que yo imagino. Paisajes invisibles, costas de países imaginarios y playas de arenas imposibles. Refugios y rincones donde habito por instantes, mientras ocurre la fluida incertidumbre de esta líquida realidad”.
El encuentro con una lentilla macro para teléfono celular, provoca el comienzo de una búsqueda que va más allá de la realidad percibida a simple vista y se instala en el inesperado mundo de lo diminuto.

Una obra fotográfica experimental de Santiago Calero Flores. La muestra estará expuesta del 15 de abril al 2 de mayo de 2020 en la sala Gangotena Michaux de la Alianza Francesa de Quito.

Siguenos en Instagram: @macrophone2020

http://www.macrophone2020.photovisor.net